Que no te confundan sus botas rosas, en su armario no encontrarás camisetas de más de dos colores para combinar con un riguroso negro. Viéndola por la calle nadie pensaría que es fan de los unicornios y de la brillantina, pero es así y lo vemos en sus cuadernos, bolígrafos, cartera, etc.

Informática de formación y diseñadora de corazón, que no puede resistirse a dibujar monigotes y personalizarse desde la bolsa de la compra hasta la taza de café. Por eso es la encargada del diseño de nuestro calendario mensual.

Cuando no está en algún bar tomándose una cerveza (tostada, a ser posible) la encontrarás en casa viendo alguna serie o riéndose a carcajada limpia con las historias de Mundodisco.

Más Labox