Aunque no nació al lado del océano, Jorge siempre ha tenido una relación muy estrecha con el mar. Cuando era un renacuajo pasaba aquellos largos veranos con su familia en Mallorca y Menorca y desde ese momento su pasión es sumergirse en el azul. ¡No hay día que no se duerma pensando en pececillos!

También desde txiki le interesó la música y formó un grupo de rock con sus colegas. Aunque la aventura finalizó hace tiempo, el ‘bicho’ sigue dentro y no se puede resistir a tocar la guitarra en el local con sus amigos y compañeros de banda.

Si le quieres conquistar, el buen comer le vuelve loco, igual que una tarde de cervezas y buena conversación. Quizás te saque alguna foto mientras tomas algo con él o te lo encuentres en la calle en posiciones raras probando encuadres, la fotografía es otra de sus grandes aficiones.

Aunque no le gusta reconocerlo, es coqueto por parte de abuela y, de vez en cuando, le gusta ir arregladillo, ¡es un gentleman!

En Labox desarrolla otra de sus facetas creativas, el diseño. Siempre está involucrado en muchos de los proyectos de la agencia y es la persona de referencia en diseño y arte.

Más Labox